27 noviembre 2009

Change Your... Our Thinking


       Change Your Thinking


It will take just 37 seconds to read this and change your thinking..

Two men, both seriously ill, occupied the same hospital room.

One man was allowed to sit up in his bed for an hour each afternoon to help drain the fluid from his lungs.

His bed was next to the room's only window.

The other man had to spend all his time flat on his back...

The men talked for hours on end.

They spoke of their wives and families, their homes, their jobs, their involvement in the military service, where they had been on vacation..

Every afternoon, when the man in the bed by the window could sit up, he would pass the time by describing to his roommate all the things he could see outside the window.

The man in the other bed began to live for those one hour periods where his world would be broadened and enlivened by all the activity and color of the world outside.

The window overlooked a park with a lovely lake.

Ducks and swans played on the water while children sailed their model boats. Young lovers walked arm in arm amidst flowers of every color and a fine view of the city skyline could be seen in the distance.

As the man by the window described all this in exquisite details, the man on the other side of the room would close his eyes and imagine this picturesque scene.

One warm afternoon, the man by the other window described a parade passing by.

Although the other man could not hear the band - he could see it in his mind's eye as the gentleman by the window portrayed it with descriptive words.

Days, weeks and months passed.

One morning, the day nurse arrived to bring water for their baths only to find the lifeless body of the man by the window, who had died peacefully in his sleep.

She was saddened and called the hospital attendants to take the body away.

As soon as it seemed appropriate, the other man asked if he could be moved next to the window. The nurse was happy to make the switch, and after making sure he was comfortable, she left him alone.

Slowly, painfully, he propped himself up on one elbow to take his first look at the real world outside.

He strained to slowly turn to look out the window beside the bed.

It faced a blank wall.

The man asked the nurse what could have compelled his deceased roommate who had described such wonderful things outside this window.

The nurse responded that the man was blind and could not even see the wall.

She said, "Perhaps he just wanted to encourage you."

Epilogue:

There is tremendous happiness in making others happy, despite our own situations.

Shared grief is half the sorrow, but happiness when shared, is doubled.

If you want to feel rich, just count all the things you have that money can't buy.

"Today is a gift. That is why it is called "The Present".

The origin of this letter is unknown, but it brings a reflection to everyone.

God Bless You.


Colaboración: Ma. Luisa Estévez Abreu.

LÁGRIMAS

Todavía lloramos. Y qué bueno que así sea. Las lágrimas rara vez hacen mal. Son siempre una catarsis, una liberación, una forma de decir que nadie es auto-suficiente.


En esta confesión de franqueza humana se esconde un acto de humildad de quien reconoce que llegó a una encrucijada.

Y, cuando ésto hiere demasiado, los ojos dicen lo que la boca no consigue pronunciar. Hay lágrimas de dolor, lágrimas de amor, lágrimas de alegría incontenible, lágrimas de tristeza, lágrimas silenciosas de paz y de ternura lágrimas de gratitud por un elogio realizado en el momento preciso, lágrimas de esperanza, lágrimas de inocencia.

Pero también hay lágrimas de vergüenza, de necedad, de desafío, de chantaje, de egoísmo por no haber conseguido lo que se quería.

Hay quien llora por cualquier cosa y hay quien tiene vergüenza de llorar, cuando llorar era la única cosa decente que podía hacerse.

Es muy probable que existan cosas mucho más bonitas que una persona llorando en paz. Pero, después de las siete maravillas del mundo, muy bien se podría proponer la que sigue como la octava:

Un monumento a la persona que todavía llora por amor y que además no tiene vergüenza de mostrar que dentro de ella habita un sentimiento noble.

De las cosas más bonitas que conozco, una de ellas es la sonrisa de una persona ...y otra, la lágrima silenciosa de alguien que desea comenzar de nuevo...

Desconozco su autor

Colaboración: Sofía Rodríguez.

24 noviembre 2009

CUANDO ALGUIEN




Cuando alguien te de una rama con espinas, en vez de tomarla con indignación y correr el riesgo de pincharte las manos, recíbela con serenidad y plántala en el jardín de tu vida. Mas cuando recojas las rosas, no te olvides de mandar por lo menos una para ese alguien. Al fin de cuentas, fue ese alguien quien te dió la rama.



Cuando alguien te dé un puntapié, en vez de devolvérselo, recuerda que diste un paso al frente, en tanto que él quedó un paso atrás.



Cuando alguien te grite, no respondas con otro grito, para no correr el riesgo de quedarte también ronco.



Cuando alguien te escupa, recuerda que un poco de agua y saliva harán que quedes aún más limpio que antes, mientras que el escupidor perdió un poco de saliva que actuaría benéficamente en su digestión.



Cuando alguien se ría de ti, sonríe a ese alguien. Al final, él precisa mucho una sonrisa.



Luis Homero



Un Abrazo y que Dios derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;

Colaboración: Sofía Rodríguez.

HOY VOY A MARCAR UNA DIFERENCIA

Hoy haré una diferencia; comenzaré controlando mis pensamientos. Una persona es producto de lo que piensa. Quiero ser feliz y tener esperanzas. Para ello, tendré pensamientos que sean felices y tengan esperanza. Me niego a ser víctima de mis circunstancias. No permitiré que los inconvenientes triviales como semáforos, largas filas y aglomeraciones de tránsito me gobiernen. Evitaré el negativismo y las murmuraciones. El optimismo será mi compañero y la victoria será mi distintivo.



Hoy haré una diferencia; estaré agradecido por las veinticuatro horas que tengo por delante. El tiempo es algo precioso. No permitiré contaminarme, ni compadecerme de mí mismo, estar ansioso o aburrido. Me enfrentaré a este día con la alegría de un niño y la valentía de un gigante. Beberé cada minuto como si fuese el último. Cuando llegue el día de mañana, el día de hoy se habrá ido para siempre. Mientras esté aquí, lo usaré para amar y dar.



Hoy marcaré una diferencia; no dejaré que me abatan los fracasos. Aunque mi vida está llena de errores, me niego a revolverme en la montaña de mis fracasos. Los admitiré, los corregiré. Seguiré adelante victoriosamente. Ningún fracaso es fatal. Está bien trastabillar... me levantaré. Está bien caerse... me pondré nuevamente en pie.



Hoy marcaré una diferencia. Dedicaré tiempo para estar con aquellos a quienes amo. Un hombre puede poseer todo en el mundo pero ser pobre por falta de amor. Un hombre no puede poseer nada, pero ser rico en vínculos afectivos. En el día de hoy, dedicaré por lo menos cinco minutos a compartir con la gente que es importante para mí. Cinco minutos de calidad hablando, abrazando, agradeciendo o escuchando. Cinco apretados minutos con mi pareja, mis hijos, mis amigos.



Hoy voy a marcar una diferencia.



Autor Desconocido

Colaboración Sofía Rodríguez.

23 noviembre 2009

TANATOLOGIA Y ACOMPAÑAMIENTO LIFE STYLE


                     http://sites.google.com/site/tccceliblogspotcom/


En la vida de toda persona, se experimentan varios tipos de emociones y más cuando nos enfrentamos a la muerte.


La Tanatologìa es acompañar al enfermo; antes, durante y en el momento de su muerte, es ayudar a bien morir (con calidad de vida) y tiene como misión: curar el dolor de la muerte y curar el dolor de la desesperanza, curar a quien está sufriendo (dolor y sufrimiento).

Tambièn se trata de acompañar al doliente cuando tiene una pèrdida irreparable y darle un consuelo a su corazòn.

Para poder hablarle con sosiego de la muerte a un moribundo hay que tener resueltos nuestros miedos. Para “saber estar” en una situación así hay que haber estado antes con nuestro propio dolor, curando nuestras heridas, mirando de cara a la vida, queriéndola entera, completa, ¡Sòlo asì podremos acercarnos al dolor de los otros!

TANAT. CELINA MERINO

CONFERENCIA DECEMBRINA 2009

Conferencia:

"DEPRESIÓN NAVIDEÑA"

Impartida por: Lic. Alejandro Águila Tejeda


Psicoterapeuta especialista en suicidio.

Fundador del grupo de apoyo psicológico para personas en riesgo suicida.

Miembro de la red mundial de suicidólogos.

alexcdg@prodigy.net.mx


El día 17 de diciembre de 2009

En el Auditorio del Hospital de Traumatología y Ortopedia "Lomas Verdes"

de 17:00 a 18:00

Dirigido al público en general.


Es una Conferencia que vale la pena, se acercan las fechas decembrinas y mucha gente suele deprimirse en esta época, debido a las pérdidas que han tenido a lo largo de su vida.

Si tienes algún conocido, familiar, o amigo que sepas que suele atravesar por esta situación, por favor infórmale de esta Conferencia.

08 noviembre 2009

INVITACION A TALLER


HOLA A TODOS

                                     CUPO COMPLETO, MUCHAS GRACIAS!!

                                                           

QUIERO INVITARLOS AL TALLER DE


"DUELO COMPLICADO"


IMPARTIDO POR LA LIC. ANA LAURA ROSAS BUCIO
Psicoterapeuta, especialista en Intervención en Crisis, Psicoterapia breve y Tanatología


QUE SE LLEVARÁ A CABO EN EL


HOSPITAL DE TRAUMATOLOGIA Y ORTOPEDIA

"LOMAS VERDES"

EL DÍA 26 DE NOVIEMBRE DE 2009

A LAS 16 HORAS

TENDRÁ UNA DURACIÓN DE TRES HORAS

LLEGAR CON ROPA COMODA.

QUIENES ESTEN INTERESADOS FAVOR DE CONFIRMAR SU ASISTENCIA

(CUPO MÁXIMO: 25 PERSONAS)

Tanatólogas:
YOLANDA ROMERO
CELINA MERINO

04 noviembre 2009

EN VIDA...HERMANO...EN VIDA.




EN VIDA HERMANO, EN VIDA.

Si quieres hacer feliz

a alguien que quieres mucho,

díselo hoy...

En vida hermano, en vida.


Si deseas dar una flor no

esperes a que se muera;

mándala hoy con amor...

En vida hermano, en vida.


Si deseas decir te quiero a

la gente de tu casa, y al

amigo que está cerca o lejos...

En vida, hermano, en vida.


No esperes a que se muera

la gente para quererla y

hacerle sentir tu afecto...

En vida, hermano, en vida.


Tú serás mucho más feliz

si aprendes a hacer felices

a todos los que conozcas...

En vida, hermano, en vida.


Nunca visites panteones,

ni llenes de flores tumbas,

llena de amor corazones...

En vida, hermano, en vida.

03 noviembre 2009

DIA DE MUERTOS. EL CULTO A NUESTROS MUERTOS. TRADICION MEXICANA.


"Aprende a morir y aprenderás a vivir. Nadie aprenderá a vivir si no ha aprendido a morir", así rezaba un viejo manual occidental sobre la muerte y el proceso de morir.

Pero debemos ser con nosotros mismos tan íntegros como lo fue el célebre filósofo griego Sócrates, cuando afirma: "El temor a la muerte, señores, no es otra cosa que considerarse sabio sin serlo, ya que es creer saber sobre aquello que no se sabe. Quizá la muerte sea la mayor bendición del ser humano, nadie lo sabe, y sin embargo todo el mundo le teme como si supiera con absoluta certeza que es el peor de los males".

Aunque si contamos con dos certezas irrefutables. Sabemos que es absolutamente cierto que habremos de morir y también que es absolutamente incierto cuándo y cómo. Angustiosas interrogantes existenciales ambas si las hay.
El tipo de muerte más importante para el ser humano es sin duda la muerte humana.

En muchos lugares de nuestra República Mexicana se estila realizar un culto a las personas queridas que han fallecido y por medio de un altar hecho específicamente para honrar su memoria se pone comida en la mesa, pan de muerto, fruta y, todo aquello que le gustó al difunto en vida, como: cigarros, tequila o según hayan sido sus gustos; se tiene la creencia que su alma ese dia viaja hasta donde esta su altar para comer lo que se le puso. Ya que llegará cansado de su largo viaje también se le hace un camino de flores de cempazuchil desde la entrada hasta el altar para que encuentre el camino.


Al día siguiente de la fiesta de Todos los Santos, la Iglesia recuerda a todos los hombres que han llegado al término de su vida y pide por sus almas en el día de los Fieles Difuntos.Se dice que el dia 1o. de Noviembre es para recibir a los niñitos muertos y el día 2 de Noviembre para todos los Fieles Difuntos (adultos).
Se supone que los muertos regresan a visitar a sus familias, la ofrenda es para recibirlos bien y demostrarles que no se han olvidado de ellos.

La ofrenda tiene elementos importantes, un camino de flores (cempazuchil) para llegar del panteón a la casa, agua para ayudarles a pasar de la tierra de los muertos a la de los vivos, incienso o copal para establecer un vínculo con el otro mundo, la foto del ser querido, la comida que más le gustaba al difunto, dulces si eran ñiños, Pan de muerto: La pieza tiene forma redonda, para simbolizar una tumba; el núcleo, en la parte superior, representa la base del cráneo, y los adornos laterales, los huesos de las extremidades. Las velas o veladoras simbolizan que alumbrarán el camino de los muertos, también se pone una cruz de sal para los niñitos que murieron sin haber sido bautizados.
_____________________________________________________________________________

La Tanatóloga Aida María Castro Morales, nos detalla cuáles son los simbolismos en el Altar de Día de Muertos:
ORÍGENES DE LA FESTIVIDAD DEL DÍA DE MUERTOS: La muerte en la cultura mixteca, como en la mayoría de las culturas Mesoamericanas, no representa el final de la vida, sino el inicio del camino a una nueva forma de existir junto a los dioses. Más que el hecho de morir, importa más lo que sigue al morir. Y es ese otro mundo sobre el que hacemos representaciones, costumbres y tradiciones, pues ante el camino desconocido que la muerte nos señala, sólo es posible imaginarla con símbolos.
Aunque consideraban que el ciclo de la vida culminaba con la muerte, consideraban también que esta última era sólo un paso más en la existencia, por ello debían realizar algunas ceremonias. Siendo la más importante la que es conocida actualmente como la Festividad del día de Muertos, la cual tiene un gran pasado prehispánico conjugado con la herencia española.

La ofrenda indígena se remonta hace unos mil 800 años antes de Cristo, pues sepultaban a sus muertos con ofrendas específicas. Más tarde, más o menos mil 500 años antes de cristo, los pueblos sepultaban los cadáveres acompañados con ricas ofrendas de cerámica, alimentos y utensilios personales. Los habitantes de Mesoamérica creían que después de morir, continuarían viviendo en otro modo. Los muertos eran enterrados con toda clase de objetos que pudieran serles útil en su viaje al Mictlán. La fiesta de muertos está vinculada con el calendario agrícola prehispánico, porque es la única fiesta que se celebraba cuando iniciaba la recolección o cosecha. Es decir, es el primer gran banquete después de la temporada de escasez de los meses anteriores y que se compartía hasta con los muertos. Así representaban la relación que creían existía entre el ciclo siembra-cosecha y vida-muerte. La existencia en el más allá decían, era de acuerdo con la forma de su fallecimiento, no a la conducta observada en vida, por lo tanto no se temía a castigos posteriores a la muerte.

DÍAS DE LA CELEBRACIÓN: 28 de octubre : Se recuerda a quienes perecieron violentamente o a los que murieron al nacer, conocidos como los “abrojos”. 31 de Octubre: Ponen los Altares para los niños y para los adultos en la tarde o en la noche, hay quienes a partir de las 12 del día.
El 1º de Noviembre: El día de Todos los Santos. El Altar es más que nada para los angelitos que llegan desde las 8 a.m. (Oaxaca) o a partir de las 12 del día (Edomex).
Los cuetes despiden a los “abrojos” y dan la bienvenida a los angelitos. Que se van a las 8 p.m. (Oaxaca)
El 2 de Noviembre: El día de Los Fieles Difuntos. Se reciben a los adultos, que llegan desde las 8 a.m. y se van a las 8 p.m. (Oaxaca). A esa hora ya pueden recoger el Altar y empezar a repartir la ofrenda. Se van los angelitos a las 12 del día y legan los adultos. (Edomex)
El 3 de Noviembre: Otros recogen este día el Altar a las 12 del día, hora en que se van los adultos y hasta entonces hacen la repartición de los alimentos y se dice que los muertos se llevan la esencia de las cosas y la comida no sabe igual. (Edomex).
 

La sal: Es un elemento de purificación, sirve para que el cuerpo no se corrompa, en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año. El agua: Representa la fuente de la vida, se ofrece a las ánimas para que mitiguen o sacien su sed después de su largo recorrido y también para que se fortalezcan a su regreso. En algunas culturas simboliza la pureza del alma. Es la que da vida y energía para el camino. En algunos lugares acostumbran poner una jarra y un vaso, preferentemente de vidrio transparente para que se pueda apreciar el contenido. El agua natural aparece como ofrenda en distintas culturas del mundo desde tiempos remotos. Algunas personas creen que al verla el alma se moja los labios resecos por el largo viaje desde el más allá.


Velas y veladoras : Los antiguos mexicanos utilizaban rajas de ocote. En la actualidad se usa el cirio en sus diferentes formas: velas, veladoras o ceras. La flama que producen significa "la luz", la fe, la esperanza. Sirve como una guía, con su flama titilante para que las ánimas puedan ver mejor su camino, llegar a sus antiguos lugares y alumbrar el regreso a su morada. Se dice que el cirio representa el alma sola. También representan con sus llamas la ascensión del espíritu. Si los cirios o los candeleros son morados, es señal de duelo; y si se ponen cuatro de éstos en cruz, representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa. En la antigüedad se decía que la luz servía para alumbrar el viaje que hará el difunto por el desierto que tendría que cruzar hasta llegar a su destino final. En lugares como en Xochimilco se acostumbra encender una vela por cada persona y se la llama por su nombre al prenderla. O se ponen tantas velas como son los infantes muertos que la familia aún recuerda.

Copal e incienso: El copal era ofrecido por los indígenas a sus dioses ya que el incienso aún no se conocía, este llegó con los españoles. Es el elemento que sublima la oración o alabanza. Una fragancia que es un signo de reverencia. Se dice que se utiliza para limpiar al lugar de los malos espíritus y así el alma pueda entrar a su casa sin ningún peligro. También que el humo de éste simboliza el paso de la vida a la muerte. Algunas personas aún utilizan incensarios o en su defecto pequeños anafres o braceros. Se sirven de ocote en rajas y o carbón de madera para poner en ellos pedazos de copal y ensomar el lugar.

Las flores: Son la bienvenida para el alma, la flor blanca representa el cielo; la flor amarilla , la tierra y la morada el luto. Y el rojo de la "mano de león", "moco de pavo", o también llamado “gallito” o “cresta de gallo”, significa específicamente la expresión de la sangre de Cristo y la Resurrección, así como la vida humana y animal. Son un símbolo de festividad por sus colores y estelas aromáticas. Adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del ánima, la cual al marcharse se cree se irá contenta. En algunos lugares el alhelí y la nube no pueden faltar pues su color significa pureza y ternura, y acompañan a las ánimas de los niños. Las flores de cempasuchil por lo general recuerdan el alma del difunto, ya que es la tradicional flor de muertos, su color es amarillo/o anaranjado se dice que representa la fuerza de la luz del sol y de la vida. Viene del náhuatl: cempoalxochitl que quiere decir “flor de 20 o más pétalos”, “veinte hojas” o "veinte flor”. Se dice que es efeméride de la muerte y que también simboliza la tristeza.

Caminos de pétalos: En muchos lugares del país se acostumbra poner caminos de pétalos, por lo general con flor de cempasúchil deshojada, desde la puerta de la entrada hasta el Altar que sirven para guiar al difunto del campo santo a la ofrenda y viceversa. Representa así el camino del color y olor que trazan las rutas a las ánimas, que por su color encendido como el sol sirve para iluminar y orientar el alma del muerto para que no se extravíe.

El pan: Es un símbolo que funge como un ofrecimiento fraternal. La iglesia lo presenta como el "Cuerpo de Cristo". Recuerda el alma del difunto y simboliza toda una tradición. Es un pan que se elabora en distintas regiones del país especialmente para esta Festividad. La pieza tiene forma redonda, para simbolizar una tumba; el núcleo, en la parte superior, representa la base del cráneo, los adornos laterales, los huesos de las extremidades; y es adornado con azúcar roja que simboliza la sangre. En algunos lugares como en Xochimilco es en forma de difunto y lleva un nombre . Para el Altar de los “difuntitos” se elabora un pan en piezas pequeñas y es el que se pone especialmente para ellos.

Retrato o fotografía del muerto/a: El de la persona a quien se dedica el tributo y cuya ánima nos visitará. Es un recordatorio de nuestros seres queridos. En algunos sitios se dice que éste debe quedar escondido y no a la vista, de manera que solo pueda verse con un espejo, para dar a entender que al ser querido se le puede ver pero ya no existe.

Imágenes religiosas: De santos de la devoción tanto del difunto como de la familia. Se colocan para que sirvan como medio de interrelación entre muertos y vivos, ya que en el altar son sinónimo de las buenas relaciones sociales. Además, simbolizan la paz en el hogar y la firme aceptación de compartir los alimentos.

El platillo o la comida favorito: La buena comida tiene por objeto deleitar al ánima que nos visita. Con estos alimentos se trata de agradar el difunto compartiendo los que más le gustaban y ser gratos a su buena voluntad. En el Altar está constantemente presente una estela de aromas, representando el banquete de la cocina en honor de los seres recordados. El mole con pollo, gallina o guajolote, es el platillo favorito que ponen en el altar muchos indígenas de todo el país. En algunos otros lugares acostumbran poner una o varias cazuelas con comida. Acompañándolas con un chiquihuite o tortillero. Los platillos varían de acuerdo a las regiones del país en donde se esté celebrando esta festividad.

Bebidas como el chocolate, el atole y el café: Son parte de las bebidas tradicionales que los vivos acostumbran tomar en esos días, especialmente el chocolate ya sea de agua o de leche; con lo cual se convida a los difuntos a deleitarse de estas bebidas y con mayor razón si en vida ellos también gozaban de su sabor. La tradición prehispánica dice que los invitados tomaban chocolate preparado con el agua que usaba el difunto para bañarse, de manera que los visitantes se impregnaban de la esencia del difunto.

Las calaveras de dulce: Son una costumbre indígena. Ya los pueblos mesoamericanos tenían presente el símbolo de la calavera como un recordatorio de la muerte como parte del proceso de vivir y no representaban en absoluto para ellos un símbolo que les causara terror, sino más bien reverencia y respeto. Hoy en día son una dulce tradición que sólo está presente en estas fechas, son consideradas una artesanía tradicional mexicana. Se acostumbra poner en el Altar con el nombre del difunto o difunta en la frente del cráneo escrito sobre un papelito brillante y con azúcar glass. Actualmente las hay de amaranto y de chocolate también. Y las realizan en varios tamaños.

El licor y los cigarros: Es para que las ánimas que en vida gustaron de las “bebidas espirituosas” y/o de los cigarrillos recuerde los grandes acontecimientos agradables durante su vida. Hacen la función de saciar la sed del muerto y darle también el gusto de tomarse un buen trago. Algunas personas acostumbran poner la botella del licor preferido, otras sirven una copita y así la dejan en el altar, dependiendo de la bebida que sea la acompañan con un salero, y con un platito con limón partido.

Papel picado: Es un adorno para el Altar que da colorido y representa la alegría de vivir. Muchos de sus diseños son artesanales y en ellos están estampados motivos relacionados con la muerte. Algunas personas las ponen como cortinas, carpetas o manteles para adornar las paredes cercanas al Altar y/o cubrir las mesas o los niveles del altar. Los colores usados en estos adornos tienen su significado: El color morado o rosa oscuro se usa en señal de duelo. El color morado es representativo del luto cristiano. Y el color naranja del luto azteca. El papel picado color negro en diseños geométricos es negro hace referencia, en la religión prehispánica al Tlilan, el lugar de la negrura, y al Mictlán, es decir el sitio de los muertos.

“ Entierritos” o figuras con la forma de un esqueleto: Antiguamente eran mucho más conocidos los "entierritos" que eran representaciones de figuras humanas cuyas cabezas eran de garbanzos y con el traje de papel negro, simulando al difunto y a los padres trinitarios, que eran quienes se encargaban de llevar los cadáveres de la gente humilde al camposanto. Es muy común encontrar representaciones con esqueletos en varias formas, son muy populares las que tienen una ambientación de acuerdo a diferentes profesiones y oficios; algunas son verdaderamente chuscas. Se representan en estas artesanías desde bebés hasta ancianos, todos “calacas”. Ambas artesanías acompañan el adorno del Altar y le dan un toque humorístico .

Las frutas naturales y las frutas en dulce : Son la ofrenda que nos brinda la naturaleza. Generalmente son frutas de la temporada que varían de acuerdo a las regiones. Son una manera de enriquecer el disfrute de las ánimas que vienen a saborear de los “olores” de las mismas. Porque se dice que es a través de los aromas que despiden tanto las frutas como la demás comida que ellas se alimentan. En algunas regiones como en el Istmo de Tehuantepec acostumbran colocar cuatro banderas de papel picado metidas en naranjas. Las naranjas o las frutas con banderas significan la libertad que la muerte da. Por otro lado cuando las frutas en conserva o en dulce tienen la función de endulzar el “paladar” de las ánimas y son un elemento para aumentar su disfrute.

Objetos personales del muerto/a: Algunas personas gustan de colocar aquellos objetos que fueron los favoritos o preferidos del difunto, los cuales, se cree que llevará a su viaje. Y dependiendo de su afición o del trabajo que desempeñó se ponen en la parte baja del Altar aquellas cosas queridas por ellos. En algunas lugares se acostumbra poner en el último nivel ropa limpia para recibir a las ánimas, para que se cambien y se quiten del polvo del camino, y se encuentren más cómodas durante su estancia entre sus familiares.

Niveles de la o las mesas para base del altar: Es muy común que el Altar se estructure en diversos niveles. Que por lo general son tres. Para su construcción se pueden utilizar mesas de diferentes tamaños o incluso tablas. En el nivel superior al centro del altar, es usual colocar una fotografía del difunto al que se dedica el Altar. En el nivel intermedio suele ponerse comida, golosinas y cosas que gustaban al muerto. En la parte inferior , además de leña, carbón, un brasero o Tres piedras empleadas como piragüas para formar un fogón, se coloca agua y una cruz de ceniza.
Con la llegada de los españoles llega el cristianismo, por lo que los altares u ofrendas sufren algunos cambios como fueron colocar imágenes religiosas de santos, Cristo, cruces y también algunas frutas que no existían en América. Dentro de la doctrina cristiana los tres niveles del Altar representan a las tres divinas personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Cada nivel es cubierto con un mantel bordado o deshilado, papel de china, plástico y cubierto también por flores de muerto las cuales forman una alfombra sobre la que se va depositando toda la ofrenda.

Juguetes y dulces: En el altar de los “difuntitos” se acostumbra poner juguetes, que en algunos lugares aún son de barro; para que estas almitas tengan con que jugar y divertirse más durante el tiempo que van a acompañar a sus vivos.

Los arcos de caña: En algunos lugares de la República, como aquí en ciertas comunidades de Oaxaca el Altar es adornado principalmente por un arco de carrizo o de caña de azúcar cubierto con flores multicolores de cempazúchil; y el arco sostiene hilos de los que cuelgan mandarinas, naranjas, limas y plátanos. La cantidad de arcos varía de dos arcos a cuatro; a este conjunto suele llamársele portada o retablo. El arco habla del deseo, de quienes viven en la tierra, de unirse a los que ya habitan en el cielo, a los que ya no morirán otra vez.

“ Si en todas partes estás, en el agua y en la tierra, en el aire que me encierra y en el incendio voraz; y si a todas partes vas conmigo en el pensamiento, en el soplo de mi aliento y en mi sangre confundida, ¿no serás, Muerte, en mi vida, agua, fuego, polvo y viento?”
Xavier Villaurrutia, “ Décima muerte”:
_______________________________________________________________________________
 
En la Tradición Cristiana sus simbolismos representan para los Católicos una conexión entre la Vida, la Muerte y el Culto a la Religión, la mayoría de los mexicanos llevan raíces Católicas por sus ancestros.
 
Tradición Cristiana.
· El altar se levanta en un lugar con tres niveles, cubiertos con un mantel morado que representa el color del luto cristiano y uno blanco deshilado. El nivel inferior, representa el mundo; luego, el Purgatorio donde se purifican las almas antes de llegar al último nivel, el Cielo.


· Flores de Zempoalxochitl (nombre de flor anaranjada llamada también flor de muerto, cuyo símbolo es el de la tristeza). Sus pétalos de color anaranjado brillante, guian al difunto para que encuentre su camino.

· El altar se suele adornar con papel picado con motivos alusivos a la muerte, con el sentido religioso de ver la muerte sin tristeza, pues es sólo el paso a una nueva vida.

· Los aztecas fabricaban calaveras de barro o piedra para tranquilizar al dios de la muerte. Los misioneros, en vez de prohibir esta costumbre pagana, fabricaron calaveras de azúcar como símbolo de la dulzura de la muerte para quien es fiel a Dios.

· Desde entonces, cada 1 y 2 de noviembre se ora por los santos y las almas de los difuntos.

· Imágenes de la Virgen María y de Jesucristo representan el único camino para llegar al Cielo.

· El agua simboliza las oraciones que calman la sed de las ánimas en el Purgatorio y representa la fuente de la vida.

· La sal simboliza la resurrección de los cuerpos, pues se utiliza para la conservación.

· Las veladoras representan la fe, la esperanza y el amor eterno.

· El fuego simboliza la purificación.

· El incienso aleja al demonio.

· En la ofrenda también se incluye comida. Estos platillos son los que gustaban en vida al muerto. Los que no pueden faltar: son la calabaza en tacha, los tamales, el mole, el atole, además del café y los cigarros.

En algunos lugares de México, la celebración de los fieles difuntos dura tres días: el primer día para los niños y las niñas. El segundo, para los adultos y el tercero, para quitar el altar y comer todo lo que hay en éste. A los adultos y a los niños se les pone diferente tipo de comida.
______________________________________________________________________________

Para mi, estos simbolismos representan las raíces de nuestros antepasados y son tradiciones que se van perdiendo conforme va pasando el tiempo y las personas van modificando su forma de pensar. El poner un Altar el "Día de Muertos" en nuestro país es una forma de honrar a las personas queridas y para muchos más es una forma de trascendencia de las huellas que dejaron nuestros seres queridos, simbolizando un culto al amor que despertaron en cada persona.
La Memoria de alguien que ha fallecido se puede honrar de muchas maneras; pero como Mexicanos el poner un altar en estos días de Noviembre es parte de una Tradición que nos une, nos simboliza y nos identifica, ya que es digna de curiosidad en otras partes del mundo porque forma parte de nuestra Cultura, de la mezcla de razas y costumbres ancestrales.
Es un bello culto a nuestros muertos, a pesar del tiempo no se ha podido erradicar del todo ya que continúa formando parte de nuestra verdadera idiosincrasia.
En las escuelas se realizan actividades cada año el Día de los Fieles Difuntos, para que los chicos se concienticen haciendo un Altar de Muertos, ya que es una forma de conservar nuestras tradiciones y no se pierdan en el olvido, también actualmente en algunos lugares y casas se sigue llevando a efecto poner un pequeño altar; como una adoración a los seres que ya no están entre nosotros. De padres a hijos se sigue cultivando (todavía hasta nuestros días) hacerles una pequeña ofrenda en sus hogares a sus seres queridos que ya dejaron de existir como un homenaje póstumo. En este blog podemos darnos una idea de todo el significado acerca de la Muerte y lo que representa para nosotros, tener un conocimiento más interpretativo de cada elemento y el respeto que merecen nuestros difuntos.
Cel.